Movilidad Social

Haedus nace con la finalidad de entregar habilidades y competencias, que ayuden a los niños y niñas a empoderarse en edad temprana, para que sientan y crean que son capaces de ser protagonistas de su presente y futuro, con el fin de que sean conscientes de las fortalezas que poseen para poder lograr sus sueños.
Ricardo es hijo de un obrero y una dueña de casa, y se crió en un sector vulnerable de la ciudad de Puerto Montt. A pesar de las dificultades económicas que enfrentó, logró terminar la educación superior e incluso obtener un grado de Magister. Se desempeño durante 11 años en empresas tradicionales, llegando a ser gerente de una transnacional. Cuando hizo un análisis acerca de las razones que lo ayudaron a lograr esta movilidad social, se dio cuenta que tenían dos pilares: Educación y Habilidades Socioemocionales. Fue en ese momento que decide, junto a Eugenia Fares, fundar Haedus, con el objetivo de que más niños puedan contar esta misma historia.

Ser Conscientes de Nuestras Capacidades

A Eugenia, desde niña le llamó la atención la diversidad de formas de ser de las personas y junto con esto las conductas y características que eran socialmente aceptadas o rechazadas y por consiguiente el esfuerzo que hacemos por encajar en lo socialmente esperado o aceptado versus la búsqueda del conocimiento de sí mismo y la aceptación. Su motivación en ser parte de Haedus justamente, tiene que ver con la importancia de ayudar en edades tempranas a que los niños tomen consciencia de sus habilidades y fortalezas y encontrar aquello que los hace felices. La felicidad de las personas no se agota solo en superar problemas sino que también y en mayor proporción en conocer sus fortalezas y desarrollar habilidades que le permitan sentirse bien consigo mismo y desde ahí aportar al entorno en el que viven.